Sunday, June 12, 2011

Sin banderas ni fronteras ....

#acampados

La acampada de Barcelona ha conseguido lo nunca visto: que en un acto político o pseudopolítico no ondee ni una sola bandera

Sábado, 21 de mayo - 09:27h.

La acampada de Barcelona ha conseguido lo nunca visto: que en un acto político o pseudopolítico no ondee ni una sola bandera (repetimos, ni una). En la plaza de Catalunya no se ven banderas catalanas (con estrella o sin ella) ni españolas ni europeas. Bueno sí: el periodista que firma esta crónica vio el pasado jueves una bandera chilena que portaban un grupo de emigrados de ese país que exigían el cese de su presidente. Pero fue la única, por lo menos dentro del recinto que controlan los manifestantes. Más allá de la república independiente de la acampada, cada institución bancaria, hotel o grandes almacenes es responsable de las enseñas que presiden sus sedes.

¿Cuánto tiempo puede hacer que en un acto político que congrega a miles de personas no se ve una bandera catalana o española? Me atrevería a decir que siglos. Más que nada porque los actos políticos están casi siempre organizados desde el poder o por los que aspiran a acceder a él, de modo que el recurso a sus símbolos resulta casi siempre obligado. Pero no me atrevo.

Bandera propia

El caso de la acampada es distinto. Los ocupantes van contra el poder establecido y en la primera asamblea decidieron que nada de banderas. Pues nada de banderas. Hasta ahora, todo el mundo ha cumplido.

Curiosamente, la república independiente de la plaza de Catalunya sí tiene bandera propia. Simboliza una rosa de los vientos, pintada en unos muy barceloneses colores amarillo y negro, que representa el pavimento que recubre el espacio central de la plaza.

A las ocho de la mañana, cuando escribimos esta crónica, la rosa de los vientos está recubierta por centenares de cuerpos que salen de sus sacos y se desperezan a medida que los primeros rayos de sol caen sobre la plaza. La noche ha sido larga, y eso se nota en las caras. La multitudinaria asamblea de anoche terminó de madrugada después de haber congregado unas decenas de miles de personas en un ambiente festivo y más familiar que de costumbre.

En el ojo del huracán

Entre los chicos que están al frente de este cotarro hay caras de satisfacción, además de sueño. Cuentan que ayer se celebró en la cairota plaza de Tahrir un acto en solidaridad con las acampadas de Madrid y Barcelona. Dicen también que ayer a última hora recibieron un mensaje de uno de las cabecillas de la revolución de Islandia. Llevan toda la noche traduciéndolo, porque por lo visto el islandés tiene su tela. Cuando esté listo lo colgarán en la página web acampadabcn.org

El sol vuelve a lucir. La actividad es frenética en la caseta de Prensa y Comunicación. Ahora mismo ya nadie se acuerda de la amenaza de desalojo policial que se cernía sobre las acampadas de toda España hasta la jornada de ayer. Hoy, en cambio, hay mucho que hacer y discutir. Por ejemplo, se habla de si no fue un error autodeclararse Tercera República, de las críticas que reciben de uno y otro lado por redactar los textos en catalán y castellano, del uso de los términos spanish revolution y catalan revolution¿ Al final la conclusión es que hagan lo que hagan, digan lo que digan, siempre habrá disconformes, y más ahora que se han situado en el ojo del huracán.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad

Post a Comment